La importancia del agua en la vida cotidiana

¿Ha pensado alguna vez cuántas veces utiliza el agua en un día? Cuando se ducha, cuando riega sus plantas, cuando hace funcionar la lavadora o el lavavajillas, o cuando la consume. ¿Es usted consciente de ello?

Con las siguientes estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), queda claro cómo afecta el agua a nuestras vidas y lo importante que es.

  • En 2015, el 71% de la población mundial tenía acceso a una fuente de agua potable limpia.
  • La diarrea, el cólera, la fiebre tifoidea y la poliomielitis pueden propagarse por el agua contaminada.
  • El agua contaminada es responsable de más de 502,000 muertes al año a causa de la diarrea.

El agua en el cuerpo del ser humano

El cuerpo de un bebé contiene hasta un 80% de agua; en las mujeres adultas, la proporción oscila entre el 55 y el 60%, mientras que en los hombres adultos, es del 60%. Por otra parte, el agua cumple funciones cruciales como las siguientes:

  • Elimina las sustancias tóxicas de los riñones.
  • Mantiene la lengua y los ojos hidratados.
  • Mantiene la temperatura corporal.
  • Traslada oxígeno y alimentos a través de la sangre.

La deshidratación puede provocar mareos, dolores de cabeza, cansancio y ansiedad, así como la muerte en circunstancias extremas. ¡Eso es mucha dependencia!

¿Dónde se encuentra el agua que se consume?

Puede parecer que el agua se encuentra en los ríos, en el mar, en los embalses o en los pozos a primera vista, pero hay que tener en cuenta otros factores. Según el estudio de la UNESCO "Agua para todos, agua para toda la vida", el agua cubre una vasta porción de la Tierra, pero sólo el 2.53% de ella es agua dulce, y 2/3 de ella está congelada en glaciares o lugares donde siempre hay nieve.

Junto a lo anterior, no se debe pasar por alto que la contaminación es un problema importante que afecta al agua. 

La lluvia es la principal fuente de agua en términos de suministro. El agua se evapora del suelo y de las plantas hacia la atmósfera, luego se precipita sobre la Tierra y se transporta a través de los ríos, lagos y humedales en general. Las precipitaciones, en cambio, varían mucho de un lugar a otro, lo que provoca una grave escasez de agua en regiones como África, donde gran parte del continente es desértico.


¿Cómo ahorrar agua en casa?

Como se ha visto, el agua es un recurso limitado, por lo que está en las manos de todos cuidarla y no desperdiciarla. Usted puede desempeñar un papel importante en este sentido, concienciando a la población y adoptando comportamientos como los que se comentan a continuación. 

  • Cuando use equipos como la lavadora o el lavavajillas, utilice rutinas ecológicas y cortas con cargas completas. Además, cuando compre electrodomésticos, observe la etiqueta energética para asegurarse de que está comprando el modelo más eficiente desde el punto de vista energético.
  • Si quiere evitar que salga demasiada agua de los grifos de la cocina o el baño, considere los reductores de caudal: son fáciles de instalar y requieren poco mantenimiento.
  • Utilice cisternas de doble carga en el inodoro para ahorrar agua, ya que se ajustan a cada situación, y evite tirar toallitas u otros materiales que puedan obstruir el inodoro y necesitar agua adicional.
  • Acuérdese de cerrar los grifos, ¡aunque parezca evidente! Es fundamental evitar las fugas de agua superfluas. En este sentido, asegúrese de que el sistema de saneamiento esté libre de fugas.

Es sencillo cambiar los comportamientos cotidianos, basta con introducirlos uno a uno y los habrá incorporado sin darse cuenta.